BÁSICO CALDO DE VERDURAS

Primero lo primero. 
Muchas personas no saben cómo empezar con un estilo de vida de alimentación más saludable. 
SI, puede ser confuso. Con toda la información que leemos, lo que nos dicen… lo que hay en el súper, en la tele… los doctores! uf!
Claro que puede haber confusión de qué comer. 
A mi siempre me gusta recordar: Usa la lógica.  TODOS en el fondo, sabemos qué comer… es muy fácil: tira TODO lo procesado, que no viene en su forma natural, lo que en el súper tenga más de 5 ingredientes, los productos que tengan anuncios en la televisión, lo cargado de azúcar, lo que tenga ingredientes que no entiendas, lo que lleve colorante o saborizante. LO QUE NO VENGA DIRECTAMENTE DE LA NATURALEZA Y QUE NO CONSERVE SU FORMA NATURAL. punto.

Muchas veces seguimos usando productos del súper que usaban nuestras mamás… por costumbre, o porqué no sabemos qué más usar. 
Es muy de casa mexicana y de tradición, usar EL CALDO DE POLLO (para todo). 
Una cosa es hacer un caldo de pollo con los restos, (perdón pero ¿cómo más le decimos?) del pollo y algunas verduras y otra cosa es comprar el CLÁSICO knor, el caldo de pollo en cubitos o en polvo. 
ok, ahí tienen su primer paso: TIREN ESA PORQUERÍ.
Qué mejor que hacer tus propios caldos de verdura para hacer sopas, salsas o hasta para usar en lugar de aceite en un sartén. 

Cuando estaba en la universidad, estudiando gastronomía, lo primero que nos enseñaron, casi casi la primer clase, fue a hacer caldos o “fondos”: fondos obscuros, fondos claros, fumet etc. Es la base de todo. 

Yo no puedo cocinar sin tener caldo de verduras a la mano. 
Es facilísimo de hacer, lo pueden hacer un día de la semana y guardarlo, refrigerar o congelar para cuando lo usen. 
Es nutritivo rico y práctico. 

Les comparto esta receta con urgencia porque en muchas de mis recetas les pongo cosas como: “sumergir en caldo de verduras, cocer en caldo de verduras, agrega caldo de verduras si es necesario”, y así ya les puedo decir todo esto, confiando en que YA SABEN cómo hacerlo 🙂

Antes de compartirles la receta, les paso algunos tips: 
1. Usa lo que tengas: no importa qué verduras tengas, casi todas sirven para hacer un caldo de verduras, no te agobies, al contratio! usa lo que tengas en el refri 🙂

2. Yo lo que hago es, comprar las verduras que voy a utilizar para hacer un buen caldo de verduras: zanahoria, poro, apio, cebolla, ajo, calabaza, champiñon, cilantro, perejil etc. 
Luego, lo preparo, obviamente cuando corto las verduras, salen muchas cáscaras, cabitos, ramitos etc. entonces hago dos caldos: uno con las verduras y otro con el residuo de las verduras. el proceso es el mismo, el resultado: un caldo más obscuro con más sabor y otro más claro. 
El obscuro, con más sabor( el de las verduras) lo uso para las sopas o caldos que haga, o para salsas…

El claro lo uso para cocer pasta, cocer arroz, o para usar en lugar de aceite. 
Así no se desperdicia NADA. 
La verdura del caldo más obscuro, se la pueden comer, o la pueden licuar para hacer un purée o cremita de verduras… 
En el caldo claro, el de los residuos, simplemente hay que colar para sólo usar el caldo y los residuos se tiran.  

3. Recuerden lavar MUY bien sus verduras antes de usar. 
Como siempre, mucho mucho amor!

4. En la receta, no pongo tomillo o romero porque no tenía, pero también quedan muy bien como hierbas de olor.

[yumprint-recipe id=’10’]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: