Chicharrón de Setas en Salsa Verde.

Creo que esta receta es de las que más me da miedo, 

Por su similitud con la receta original. En este caso, chicharrón de puerquito en salsa verde. 
Y es que pues si, en algún momento lo amé. 
Y ahora, sólo me pregunto… cómo podía!
Pero un día pensando en lo rico que podía ser y aprovechando que iba a recibir familia no vegana para cenar, decidí intentarlo y prepararlo tal cual. 

Las setas son súper versátiles pero en este platillo queda perfectas. 

Hoy que es 16 de Septiembre, día de mi México, quedan perfectas.
Viva México.
_________________________________________________________________________________________________

RECETA:
1. Consigue setas, limpias y muy frescas. Yo sólo las lavo remojándolas un poco en agua con vinagre luego bajo el chorro del agua, tallándolas con mis dedos y las dejo secar muy bien. 
2. Les quitan el cabito, esto es muy importante porque el cabito no se mastica muy bien, sabe como si te tocara un gordito (cuando comes carne) los puedes reservar para un caldo de verduras! no los tires, tienen mucho sabor 🙂
3. En un sartén muy caliente, antihaderente, hay dos opciones: pueden o no usar aceite, ya saben que yo procuro usar CERO aceite en mi casa, pero para esta receta si usé un poco de aceite de aguacate porque es “chicharrón” y siento que para simularlo, debe llevar un poco de grasita pero pueden perfectamente no usar. Usen agua o caldo de verduras en lugar de aceite, si lo prefieren.
4. Pongan las setas en el sartén acomodándolas un poco para que todas las setas estén tocando el sartén, las queremos dorar y sellar. el sartén debe estar a fuego alto-medio y lentamente, cuando ya estén doradas, las van volteando. Si se mezclan mucho, las setas pueden soltar mucha agua y en lugar de sellarse, se van a cocer al vapor. 
5. Cuando todas las setas estén doraditas, las van poniendo sobre una tabla de madera y las cortan en cachitos irregulares, como si fueran taqueros… usen un muy buen cuchillo y tengan cuidado.

6. Listo, ponen las setas en el sartén, ya cortadas en cuadritos o cachitos irregulares, mezclan un poco y agregan la salsa verde. Yo la compré esta vez pero pueden ver los ingredientes de la salsa que compré. Si consiguen una así, súper pero siempre es mejor hacerla y una salsa hecha en casa no le gana a ninguna comprada.
7. Vacían la salsa la cantidad que quieran y se les antoje, mezclan un poco más y añaden un poco de sal del himalaya. 
8. Listo! yo no agregué cebolla ni ajo ni nada de eso porque la salsa trae pedacitos grandes de cebolla.

Acompañen en tacos, tortas, tamales, tostadas o sopes.

Deja un comentario