Mi Marzo 2019.

No sé explicarles con palabras lo que este Marzo acaba de ser para mi.
En muchos sentidos.

La palabra terremoto es la que encuentro más útil para describirlo.
Todo se movió adentro muy adentro de mi.
De manera inevitable, todas las situaciones me obligaron a crecer, a moverme y a incomodarme.

Y no, no hubo nada trágico. No hubo algo en específico terrible que me hiciera  aprender.
Pero, ¿a poco no te ha pasado? que ya llega un punto en el que no se puede más y a fuerza te topas con cosas que traías enterradas, debajito de la alfombra y ahí las mantenías, por miedo o para luego.

En algún punto salen. Y eso fue Marzo para mi.

Justo en este mes cumplí 29 años, que creo que uf, debe tener mucho que ver.
Mi último año de los 20s. qué emoción.

También conocí y me reencontré con personas que me inspiran. Que me contagian su manera de vivir y ver las cosas.
Entonces:

Les comparto esta lista.
Porque,
1. Yo me quiero acordar de este mes por siempre. Quedármelo y que siga fresco y seguirlo usando de referencia por el resto de mi vida. Así que seguro voy a leer esto para mi misma muchas veces.

2. Porque son cosas que me hubiera gustado que alguien me dijera antes. Son cosas que tal vez necesites escuchar. O leer. jaja

3. Porque amo escribir. Escribo en todas partes. Cargo con mis diarios y cuadernos y casi cada noche escribo cosas. Nunca comparto lo que escribo. Tal vez no es relevante.
Pero hoy si quise.
y probablemente, luego también.

ok, pues esta es mi lista, de lo que me deja Marzo.
__________________________________________
1. Yo y yo primero.
Eso no es ser egoísta como siempre creí.
Te pueden importar muchas personas a tu alrededor pero tu eres el sol. El planeta gira al rededor de ti y así debe ser. De ahí parte todo. Sólo de ahí puedes ayudar, de ahí puedes amar y dar.

2. Mi felicidad es mía.
Nadie más me la puede dar. Tampoco puedo esperarla de alguien o algo. Depende de mi y por lo tanto, cada decisión me la quedo yo. Yo soy quien vive con esa decisión. Mi felicidad es mi responsabilidad pero también mi derecho, buscarla.

3. La vida es un pequeñísimo instante.
¿Para qué preocuparse de mañana o de lo que viene, tanto tanto como para vivir estresada? Literalmente nadie me puede decir si voy a vivir los próximos 30 minutos. Disfruta ahorita ya. Esto que está pasando.

4. Así como te pierdes te encuentras.
Por los últimos 5 años, he tratado de ser alguien que no soy con todas mis fuerzas. Me perdí tantito y descuidé mi raíz.
Resulta que ahí sigue. Siempre sigue y siempre seguirá. Mi raíz, la tuya y la de todos. No se va. lo que me lleva a:

5. Riega tu raíz.
Nada NADA puede estar bien afuera si tu raíz está descuidada. Regarla significa también reconocerla, quererla y respetarla. Eso es quien eres. Claro que puedes cambiar y mejorar, todos podemos, pero tu esencia es esa. Si la cuidas.

6. Así como te quiebras, te reconstruyes.
Esta bien estar quebrada. Estar en construcción y reparación. Es parte de un proceso. Si te sientes quebrado ahorita, del alma, del corazón de donde sea. Está bien, pero que sepas que todo se repara.

7. No dejes de escuchar la música.
Para mi es la música pero para ti puede ser algo totalmente diferente. A lo que voy es que yo tenía tiempo no escuchando música en fuerte como me gusta. Me daba miedo inconscientemente porque la música en mi, toca las fibras más sensibles y profundas de mi ser. Me mueve todo, me hace bailar, llorar, sonreÍr y escribir.
Justo ahorita estoy medio bailando, con música a todo. No dejes de escuchar la música. Ráscale.

8. Cuando te ahoga la marea, flotas.
y esto es en realidad una frase de una canción que me encan.ta y que escucho a todo volumen.
y básicamente, como lo interpreto es: Todo va a estar bien. Si, que trillado, pero yo no lo tenía tan presente. y lo digo ahorita, en un momento de incertidumbre para mi. Pero esa confianza de que todo va a estar bien, aférrate a eso. no lo sueltes. Te lo digo, cuando llega lo peor, llega y a veces no lo puedes evitar pero vas a flotar.

9. Lo peor viene acompañado de lo mejor.
así funciona al parecer. Existe lo malo, si. Pero por eso, existe también lo bueno.

10. Confía en ti y confía en la sincronía del universo.
Si, escucha a tu alrededor, alerta a las señales, pero cuando sientes algo en lo profundo de tu ser, cuando algo está ahí moviéndote y llamándote, hazle caso. Nadie sabe mejor que tu. Confía en un intuición. No en la de tu mamá. No en la de tu novio. En la tuya.
Si no se siente bien, si no late, no.
Si te llama, si se siente bien en tu entraña, GO. FOR IT.
y el universo? uf. funciona a la perfección y cuando te rindes a el todo fluye más fácil.
Cada cosa que pasa, pasa por una razón y tenía que pasar. Confía y suelta.

11. El pilón.
Eres suficiente.
no necesitas cambiar absolutamente nada de ti. NI UN PELO. ya eres suficiente.
Estás en este planeta aquí y ahora porque el planeta te necesita y te estaba buscando.
Ya eres suficiente y mereces gente a tu alrededor que lo sepa.
No busques nada menos que eso.

GRACIAS POR LEERME.
abrazo virtual de aquí pallá.

Esta es la canción que digo.
Enjoy.

 

Deja un comentario